De mascarillas y respiradores

Introducción rápida de vuestro 老北京人, ex-estudiante de odontología y ex-tokiota al mundo de las mascarillas. Para cuando las necesitéis de verdad en el futuro.

Taipei, 2018. Mercado de comida callejero.
Taipei, 2018. Mercado de comida callejero.

A grosso modo existen dos tipos de protección, mascarillas y respiradores. Las mascarillas es lo que ves habitualmente en el personal sanitario o las que llevan los manipuladores de alimentos. Los respiradores son las máscaras que llevan por ejemplo los que pintan a presión la carrocería de un coche.

Las mascarillas tienen función de barrera. Cuando respiras el aire entra libremente por los huecos que permite la anatomía de tu cara. Si llevas gafas observarás que se te empañan al exhalar.

Su función es evitar que vayas lanzando proyectiles salivales. También evitar el impacto de proyectiles de terceros o las salpicaduras como cuando tu dentista le da a la pistolita del aire que tanto molesta.

Las mascarillas son desechables. Podrían desinfectarse en una autoclave pero la idea es tirarlas tras un único uso. Los respiradores pueden ser desechables o no. Y su principal función es filtrar el aire que respiras. Al igual que el filtro HEPA de tu coche o los purificadores de aire caseros para el polen o la contaminación.

Cuando utilizas un respirador tus músculos torácicos tienen que hacer más esfuerzo para vencer la resistencia del filtro. Si no sientes la resistencia, está entrando aire libre por un hueco entre el respirador y tu cara. Habitualmente se nota frío al inhalar o calor al exhalar en ese punto y debes ajustar la máscara del respirador.

Las mascarillas son más o menos todas iguales. Blancas, verdes o azules funcionan todas aceptablemente bien. Las hay sencillas o con añadidos como espumas y bandas metálicas que permiten su ajuste y comodidad. Si las usas con frecuencia se nota la diferencia.

Los respiradores en cambio pueden ser de mil tipos de forma. Los reutilizables son como las máscaras que ves en una película de desastre nuclear.Los desechables paracen máscarillas y esto confunde.Aquí podéis verme jugando con una:

Tokyo, 2017. Testando el ajuste y nivel de resistencia del respirador al caminar.
Tokyo, 2017. Testando el ajuste y nivel de resistencia del respirador al caminar.

Existen además diferentes tipos de filtros en función de la tarea que deba realizar el respirador. Desde filtrar partículas de diferentes tamaños a algunos gases. Los filtros de mayor tamaño permiten respirar con menor esfuerzo y son más cómodos para actividades físicas intensas.

Los filtros para los respiradores suelen ir acompañados de extensiva información técnica. Lee la letra pequeña para entender para qué sirven. Existe una escala estándar de permeabilidad a sustancias y nivel de filtrado:https://en.wikipedia.org/wiki/Respirator

En función de la tarea que vayas a realizar eliges una u otra. Pero no existe el filtrado absoluto. Lo único realmente efectivo es evitar la exposición a la sustancia nociva o el agente patógeno en la medida de lo posible.

Existe un instrumento para cada tarea. ¿Es útil utilizar una mascarilla para evitar la polución mientras monto en bicicleta? No. ¿Y un respirador? Depende del tipo de filtro y su tamaño y cómo se ajusta a tu cara. Los filtros comercialmente marcados como PM2.5 suelen ser suficiente. En el caso de patógenos víricos o bacterianos se utilizan habitualmente filtros nivel FFP3. En el caso de 3M verás que son los respiradores desechables con las gomas de color rojo.

¿Ayuda usar un cubrebocas de tela o de espumas elásticas para filtrar patógenos? Decididamente no:https://academic.oup.com/annweh/article/54/7/789/202744

Que no cunda la histeria. Fin de la historia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *