Conveniencia de la realidad aumentada

Realidad aumentada

Ando dándole bastantes vueltas al tema últimamente. Es indudable el atractivo y utilidad potencial de superponer capas de información a lo que tenemos delante, pero me invade ligeramente el escepticismo cuando se trata de bajar las ideas a la realidad.

Será porque usarlo con los dispositivos actuales llamas mucho la atención y me siento observado, porque es molesto ir con el brazo extendido o por el inminente riesgo de caída que supone suspenderlos con los dedos en el aire. Me gusta, lo quiero. Pero es incómodo.

Habrá que hacer algo para mejorar.

One Reply to “Conveniencia de la realidad aumentada”

  1. Es totalmente cierto lo que dices. Cuando lo ves por primera vez te quedas tan alucinado por las posibilidades que se presentan que no te paras a pensar en la viabilidad de su utilización como herramienta de uso más o menos cotidiano. El concepto es innegablemente fabuloso, pero su aplicación en los dispositivos que manejamos hoy día se convierte en tosca, poco fiable y, sobretodo, nada ergonómica.

    Está claro que la ergonomía a nivel físico es clave, y que un requito que me parece imprescindible para que funcione esta idea es que no haya que sujetar el dispositivo con las manos. Teniendo en cuenta el contexto de uso solo se me ocurren, unas gafas que sobreimpresionen la información, es muy peliculero, pero es lo que hay 🙂

    Veremos qué ocurre en la industria del automóvil. Su uso en la luna delantera o el salpicadero se antoja más víable a corto plazo y es algo que ya está más que en camino. Quizás del perfeccionamiento de la tecnología y la adquisición de experiencia en este segmento surja eso que estamos buscando 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *